El amor eficaz en el arte y en la sociología


Para hablar de este concepto, valioso legado de uno de los hombres más importantes del pueblo Colombiano, quisiera partir de la definición. Todos y todas sabemos, entendemos y hemos sentido lo que es el amor, pero ¿cuándo se convierte éste en un amor eficaz?

Se convierte en un amor eficaz cuando es transformador, revolucionario, subversivo, entregado a los demás. Un amor que convulsiona… un amor que se reparte en pequeñas y grandes dosis.

El amor eficaz, a mi parecer, es, como su nombre lo indica, un amor oportuno, acertado, atinado, adecuado, eficiente, efectivo, competente, capaz, apto, válido, valioso…es un amor que sirve para algo o para mucho, es un amor que sirve y se requiere para transformar el mundo.

 

Análogamente a lo anterior, el arte como opción y compromiso con la vida de: artistas, públicos, aprendices, amigos, amigas, críticos, críticas, colegas y por supuesto de la obra, trasciende un contenido preciosista, de carácter meramente comercial o promocional o farandulero.

El arte, desde esta perspectiva, sirve para transformar vidas. Se compromete con la búsqueda de cambios sociales. Es eficaz cuando propicia nuevas cosas, cuando crea. Es oportuno cuando llega hasta lugares recónditos de la geografía del país, del mundo y del cuerpo. Es válido siempre como producto de la inteligencia humana. Es competente porque se pule cada día a partir del contacto con el otro o la otra sin exclusiones ni preferencias. Es exquisito ya que no pierde la belleza ni en las circunstancias más duras de la realidad que le toca vivir, expresar, representar y narrar…

El arte desde esta perspectiva promueve las habilidades básicas del pensamiento de las personas para aportar a la construcción de un ser humano reflexivo, crítico con capacidad de análisis, capaz de transformarse a sí y transformar su entorno…este es un arte que no se amaña ni amarra a estructuras ni poderes…es un arte libre que lucha por la libertad.

Es un arte que empodera, que potencia, que genera alegría, que fomenta solidaridades…es un arte revolucionario que subvierte órdenes y construye nuevos imaginarios.

Empodera porque explora en las capacidades y talentos de las personas, ocultas o negadas por el facilismo consumista, y las vuelve poder de la palabra y del cuerpo, “colocándolas en la escena de lo público”. Potencia porque reconoce al ser humano en su máxima capacidad. Indaga en sus talentos, en sus saberes en su memoria, crea y recrea nuevas historias para la vida.

Es un arte que cree en la paz y trabaja por ella desde una estética consecuente con las bellas artes y con el momento histórico…es un arte que se reconoce así como una expresión de la política, de la cultura, del contexto y de la historia.

Es un arte que opta por los más débiles, por las mayorías excluidas, por los pobres porque sabe que allí está el poder del cambio de una sociedad como la nuestra que está enferma de odios, ambiciones e inequidades. Es un arte que reconoce en la lucha constante, la posibilidad de transformar estructuras culturales, económicas, políticas y sociales. Es un arte que sienta posición.

 

La sociología, en cambio, tiene la certeza de la ciencia para plantarse y proponer formas de relacionamiento, de organización, de análisis, de reestructuración de la sociedad a partir de la reivindicación de derechos contemplados en declaraciones universales, declaraciones públicas, constituciones políticas nacionales o en documentos simples de acuerdos pactados entre los seres humanos para garantizar una armonía entre todos y todas (seres humanos, naturaleza y entorno). Ésta como ciencia social está atravesada por las complejidades de nuestras mismas formas de organización colectiva o comunitaria pero respondiendo siempre a los anhelos de una vida justa y equitativa “de la que resulte la deseada paz”.

Desde la perspectiva del amor eficaz la sociología es, sin quitarle su carácter científico, algo simple y humano. Más allá de los valiosos postulados teóricos, es una ciencia que permite entender el entorno, explicárselo, apropiárselo y transformarlo. Desde esta perspectiva de análisis existe la certeza de un mundo diferente que se construye desde deseos libertarios y equitativos. La crueldad de las cosas que pasan no abate lo suficiente como para matar la esperanza y paralizar la acción transformadora.

 

Las herramientas de análisis de la sociología, a mi parecer, nos brindan una objetividad que combinada con el amor eficaz, nos dotan de una gran capacidad para asombrarnos de lo bello, para admitir lo que para otros y otras resulta absurdo…para entender y admitir que hay una rebeldía que surge de la pobreza, de la injusticia, de la violencia…para amar en la diversidad, respetar en la cotidianidad construir solidaridades y acuerdos en la civilidad.

La sociología y el acercamiento a postulados del amor eficaz me permiten entender, sin escandalizarme, que en el preámbulo de la declaración universal de los derechos humanos esté consignado el siguiente texto “Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión;” o que el padre Camilo Torres responda cuando le preguntan por la legitimidad de la lucha armada: “Hay que preguntarle a la oligarquía como va a entregar el poder. Si lo va a dar de una manera pacífica lo tomamos de una manera pacífica. Pero si lo va a entregar de manera violenta entonces lo tomaremos de una forma violenta”.

La sociología le dio a Camilo el entendimiento de una espiritualidad que trasciende el ámbito religioso y hoy pese a su condición y opción por las armas, en un momento de su vida, creo que hoy el horizonte de un amor eficaz en nuestro país, no es otro que el de la paz.

 

 

Adriana María Diosa Colorado

(Socióloga – actriz – defensora de derechos humanos)

Integrante de Arlequín y los Juglares, Medellín

(Vea la presentación de Arlequín y los Juglares en el Boletín KairEd No.6 de julio de 2017)

 

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *