Qué es el Autocuidado


“Abrir las puertas del Cuerpo como escenario de conocimiento, territorio de encuentro, lugar de configuración de identidades, terreno de convergencias entre lo íntimo, lo político, lo ideológico, lo social, lo económico, lo espiritual”. Tomado de: Danzando La Resurrección de los cuerpos. Rutas de autocuidado y auto sanación energética.

foto arbol modificada

El proyecto de Autocuidado y co-cuidado ofrece espacios de reconstitución, recuperación y sanación integral. Se dirige a personas de organizaciones comunitarias, acompañantes y animadores, laicos y religiosos, de todas edades, en situación de conflicto o expuestos a diferentes tipos de violencias y situaciones de vulnerabilidad que se anidan en zonas rurales y urbanas.

Se enfoca en acompañantes y animadores de procesos que por sus condiciones de vida y servicio, se encuentran con frecuencia desprotegidas de procesos de acompañamiento y contención que garanticen su bienestar físico, emocional, mental y espiritual. El objetivo es permitirles mejorar tanto su condición personal en su compromiso y trabajo por la paz, como la calidad de vida de su entorno, de su comunidad y del medio ambiente.

Por todo lo anterior el proyecto de Autocuidado acompaña y forma en prácticas de cuidado y autocuidado, saliendo al paso de realidades que nos retan y reclaman nuevos abordajes pedagógicos y teológicos:

Tales como:

Articulación:

de experiencias, prácticas y saberes en torno al cuidado y autocuidado, que desembocan en el empoderamiento a mujeres, niños, niñas jóvenes y varones populares.

Acompañamiento humano.

– Apoyo psico-espiritual y psico-corporal:

individual y/o comunitario, trabajando la relación cuerpo, mente y espíritu, así como el abordaje de la memoria individual y colectiva.

Apoyo psicoterapéutico a personas y organizaciones:

 Que, por sus condiciones de servicio y las consecuencias de su labor, requieren atención personal y/o grupal.

Desarrollo de espacios y herramientas de salud integral, alternativa y sanación.

Asesoría y acompañamiento a instituciones comunitarias y colectivas:

 En las áreas de espiritualidad, acompañamiento humano, cuidado y autocuidado.

Formación:

mediante cursos, talleres y entrenamientos en: autocuidado, autosanación, autoestima, expresión corporal, manejo de estrés, manejo de situaciones violentas, trabajo en equipo, autoestima.

– Resolución de conflictos, convivencia escolar y según necesidades.

– Conformación y acompañamiento de semilleros de cuidadoras y cuidadores.

Producción y prácticas ecológicas.

Memorias

El Proyecto de pedagogías y teologías del cuidado de Kairós Educativo surge como respuesta a las situaciones extremas de cansancio, estrés, crisis de sentido de vida, enfermedad y pérdida de entusiasmo, vividas por líderes sociales, animadores de procesos de base, defensores y defensoras de derechos humanos, docentes y activistas, quienes por su trabajo social o con comunidades en situación de vulnerabilidad, enfrentan permanentemente situaciones amenazantes; además, del trabajo con personas víctimas del conflicto armado en Colombia, Aruba, Chile y El Salvador.

Desde allí, han surgido comprensiones acerca de las diferentes violencias que atraviesan nuestro cuerpo como primer territorio, nuestras cotidianidades y relaciones; y, ¿Cómo estas violencias atraviesan y habitan nuestras corporalidades?, ¿Cómo hablan a través de cuerpos cansados, disper­sos, enfermos, tensos? Al unísono se ha desarrollado una propuesta pedagógica corporal desde la pedagogía popular y el sistema energético, que además de identificar memorias violentas inscritas en los cuerpos, también facilita el contacto con las capacidades naturales de auto- recuperación y auto-sanación mediante rutas de autocuidado y co-cuidado.

La creación de dichas rutas corporales se ha enfocado en el diseño y puesta en marcha de talleres, retiros y procesos de formación en autocuidado como una apuesta por recuperar la autonomía y las capacidades corporales de sanación, resiliencia y restitución del ser y las comunidades.

El proyecto de Autocuidado y co-cuidado surge de la observación de tres necesidades principales que justifican el trabajo de la corporalidad pública:

 

  1. Las organizaciones y personas, sean laicos o religiosos, que acompañan procesos pastorales o sociopolíticos en situaciones de conflicto necesitan un apoyo integral, lo que su comunidad y/o organización no siempre puede brindar en la intensidad requerida. Esta carencia les expone a enfermedad, altos niveles de estrés, estados depresivos, desgaste físico, emocional y espiritual, consecuencias que a su vez se repercutan sobre su entorno.
  1. Existe una multitud de propuestas de cuidado, como proyectos de salud alternativa, agroecología, acompañamiento psicosocial y espiritual sin embargo, estos trabajan de forma aislada, limitando el impacto de sus acciones. La acción sistémica del Autocuidado permite acercarse al cuerpo y al alma al mismo tiempo.
  1. Las mujeres, los jóvenes y varones populares soportan muchos trabajos de base con un compromiso invaluable a viviendo en condiciones de vulnerabilidad. La formación en Cuidado y Autocuidado los visibiliza y empodera en temas de salud, cuidado y autocuidado, ecología y espiritualidad, con una perspectiva de género, intergeneracionalidad e interculturalidad.

 

 

Nuestra herramienta y abordaje metodológico

Foto - Autocuidado - Pueblo Unido

El Sistema Hohnergie que se trabaja desde el proyecto de autocuidado de Kairós Educativo, es un abordaje pedagógico y terapéutico que trabaja con el cuerpo físico y el sistema vital ayudándolo a desbloquear tensiones emocionales y físicas acumuladas, restableciendo la armonía natural y activando los procesos de auto-sanación a partir de rutas que incluyen: expresión corporal, danza, masaje energético, terapias manuales e intuitivas, movimiento consiente y meditativo, música, voz, arteterapia, haptonomía y auto observación, entre otras.

Beneficios del Sistema Hohnergie:
• Reconocimiento de puntos de tensión corporal y/o emocional y sus posibles causas.
• Relajación psicofísica. Revitaliza el cuerpo físico y los procesos mentales.
• Fortalecimiento a nivel integral.
• Toma de conciencia de las propias fortalezas y las capacidades de autocuidado y autosanación.

Creado por la teóloga alemana Yosé Höhne-Sparborth en el acompañamiento a víctimas de guerra, con el equipo de Bartolomé de las Casas en San Salvador, y enriquecido por los equipos de Effeta Escuela Taller del Alma y Pedagogía y Teología del Cuidado de Kairós Educativo, consiste en el diseño de rutas para el aprendizaje del uso del cuerpo y del sistema energético en el trabajo con traumas, en el arte de autocuidarse y autosanarse desde el cuerpo como primera ‘medicina natural’, a través de acompañamiento, talleres y asesorías individuales y colectivas.

Los equipos de Autocuidado y cocuidado usan metodologías experienciales, desarrollo intuitivo así como abordajes teórico prácticos. Implementan ayudas terapéuticas integrativas.

– Autocuidado Energético Intuitivo: Proceso integral que da herramientas de sanación para la propia vida y el servicio a los demás. El aprendizaje de autocuidado energético/ corporal posibilita a los participantes conocer las señales físicas y emocionales generadas por hechos traumáticos y trabajar hacia un proceso de armonización y servicio.

– Masaje energético: Es un abordaje terapéutico que trabaja con el cuerpo físico y el sistema energético ayudándolo a desbloquear tensiones emocionales y físicas acumuladas, restableciendo el flujo energético y activando los procesos naturales de autosanación del organismo. Fácil de aplicar en cualquier circunstancia debido a que se trabaja con ropa.

 

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *