Memorias


Foto - Autocuidado - Arbol

El Proyecto de pedagogías y teologías del cuidado de Kairós Educativo surge como respuesta a las situaciones extremas de cansancio, estrés, crisis de sentido de vida, enfermedad y pérdida de entusiasmo, vividas por líderes sociales, animadores de procesos de base, defensores y defensoras de derechos humanos, docentes y activistas, quienes por su trabajo social o con comunidades en situación de vulnerabilidad, enfrentan permanentemente situaciones amenazantes; además, del trabajo con personas víctimas del conflicto armado en Colombia, Aruba, Chile y El Salvador.

Desde allí, han surgido comprensiones acerca de las diferentes violencias que atraviesan nuestro cuerpo como primer territorio, nuestras cotidianidades y relaciones; y, ¿Cómo estas violencias atraviesan y habitan nuestras corporalidades?, ¿Cómo hablan a través de cuerpos cansados, disper­sos, enfermos, tensos? Al unísono se ha desarrollado una propuesta pedagógica corporal desde la pedagogía popular y el sistema energético, que además de identificar memorias violentas inscritas en los cuerpos, también facilita el contacto con las capacidades naturales de auto- recuperación y auto-sanación mediante rutas de autocuidado y co-cuidado.

La creación de dichas rutas corporales se ha enfocado en el diseño y puesta en marcha de talleres, retiros y procesos de formación en autocuidado como una apuesta por recuperar la autonomía y las capacidades corporales de sanación, resiliencia y restitución del ser y las comunidades.

El proyecto de Autocuidado y co-cuidado surge de la observación de tres necesidades principales que justifican el trabajo de la corporalidad pública:

 

  1. Las organizaciones y personas, sean laicos o religiosos, que acompañan procesos pastorales o sociopolíticos en situaciones de conflicto necesitan un apoyo integral, lo que su comunidad y/o organización no siempre puede brindar en la intensidad requerida. Esta carencia les expone a enfermedad, altos niveles de estrés, estados depresivos, desgaste físico, emocional y espiritual, consecuencias que a su vez se repercutan sobre su entorno.
  1. Existe una multitud de propuestas de cuidado, como proyectos de salud alternativa, agroecología, acompañamiento psicosocial y espiritual sin embargo, estos trabajan de forma aislada, limitando el impacto de sus acciones. La acción sistémica del Autocuidado permite acercarse al cuerpo y al alma al mismo tiempo.
  1. Las mujeres, los jóvenes y varones populares soportan muchos trabajos de base con un compromiso invaluable a viviendo en condiciones de vulnerabilidad. La formación en Cuidado y Autocuidado los visibiliza y empodera en temas de salud, cuidado y autocuidado, ecología y espiritualidad, con una perspectiva de género, intergeneracionalidad e interculturalidad.

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *